Aunque parecía que el día no iba a acompañar puesto que desde Sabiñánigo se veían unas nubes muy cerradas hacia el Pirineo, lo cierto es que hemos podido disfrutar de una mañana bastante agradable de esquí de fondo en el Balneario de Panticosa.

Después de almorzar y alquilar el material, nos hemos repartido en 4 grupos y hemos recorrido algunas de las pistas de la estación. El tiempo nos ha acompañado, y aunque en algún momento caía alguna bolisna de nieve, en otros se abrían pequeños claros que atravesaba el sol para crear una temperatura agradable en el ambiente.

2 horas de cursillo en las que hemos practicado el estilo clásico dentro de la huella, hemos aprendido a entrar y salir de la huella, a frenar con la cuña y la media cuña, a bajar en posición de schuss… 

Una buena jornada de esquí de fondo.